Tratado del Apocalipsis del beato Gregorio López

SKU: 978-607-99468-7-6

$604.00

Hay existencias

VER ÍNDICE

El presente libro tiene como objetivo mostrar el lugar que ocupó del Libro del Apocalipsis (el último libro del Nuevo Testamento) en la mentalidad colectiva de la Nueva España del siglo XVI, actualizando las ideas milenaristas y las esperanzas mesiánicas que han resultado actuales en la época de la Reforma y Contrarreforma, pero al momento de la Conquista han recibido un significado nuevo. En el suelo novohispano el primer comentario al Libro del Apocalipsis fue compuesto por el beato Gregorio López (1542 – 1596), quien aplicó todos sus conocimientos amplios de la literatura clásica y paleocristiana y prefiguró algunos métodos de la interpretación del Apocalipsis que en lo sucesivo han gozado de popularidad en los estudios bíblicos.
Gregorio López ha establecido su propio modelo del providencialismo. En el marco del presente libro se propone reconstruir cuidadosamente las referencias indirectas y oblicuas a la historiografía romana clásica (las obras de Suetonio, Flavio Josefo, Aurelio Víctor, Eutropio, los autores de los Scriptores Historiae Augustae), a la historiografía cristiana (Rufino y Eusebio de Cesárea), a los libros sibilinos, a los conceptos tomados de la literatura de los alumbrados y a otras referencias que se amalgamaron en el tejido narrativo de Gregorio López, creando una obra que lleva muchos sentidos ocultos de carácter histórico, escatológico y místico.
El contenido del Libro del Apocalipsis fue usado por el ermitaño como material para rastrear la historia del Imperio Romano desde Nerón y las primeras persecuciones anticristianas hasta los tiempos de Constantino el Grande y el Primer Concilio Ecuménico. El papa Silvestre I aparece como una encarnación visible de un “ángel fuerte” quien tuviera que atar a Satanás por mil años. Así comenzó la época del milenio cristiano que se acabó en el siglo XIV por la incursión de los turcos otomanos y la derrota del Imperio Bizantino. Siguiendo la tradición etnohistórica del Renacimiento, López consideraba a los turcos otomanos como reencarnación de los pueblos bíblicos Gog y Magog, los enemigos de Israel, cuya invasión fue predicha por el profeta Ezequiel. Para un historiador empeñado en las investigaciones sobre el Apocalipsis, el Tratado de Gregorio López sirve de mucha utilidad, sobre todo porque él fue el primero quien puso el fundamento escritural para el mito guadalupano que posteriormente se desarrolló en las obras de los evangelistas guadalupanos, como lo fueron Miguel Sánchez y Lasso de la Vega. Los elementos simbólicos apocalípticos de la imagen de la Mujer vestida de Sol fueron usados para la representación iconográfica de la Virgen de Guadalupe. Sin embargo, Gregorio López todavía no elaboró los cánones interpretativos correspondientes, adhiriéndose la interpretación patrística más tradicional, pero ubicándola en un contexto histórico estricto; según su intención, la imagen de la Virgen tuvo que reflejar un período establecido en las persecuciones anticristianas en Roma.

Páginas: 492.

Autor: Ivan Kopylov

DOI: doi.org/10.59868/651800408241438

Información adicional

Peso .150 kg
Dimensiones 22 × 17.8 × 25 cm
Año

Editorial

Páginas

492

Esto te puede interesar

Hemos seleccionado esto para ti

  • Cinema 24

    $187.00

    VER ÍNDICE

    El cine, un medio de expresión artística y cultural, vio la luz en 1895 gracias al cinematógrafo creado por los hermanos Auguste y Louis Lumière. Desde entonces, millares de historias, personajes, lugares y un sinfín de acontecimientos han desfilado por la gran pantalla ocupando un lugar privilegiado en la memoria de los espectadores. En 1995, con motivo del centenario del séptimo arte, el Vaticano —con apoyo de Su Santidad juan Pablo II— se dio a la tarea de elaborar una lista de los mejores filmes de la historia del cine agrupados en tres rubros: religión, arte y valores.

    En la presente entrega de Cinema 24 se realiza una minuciosa revisión de 24 filmes pertenecientes a la lista publicada por el Vaticano, buscando destacar sus principales aportes a la historia del cine y aquellas características que les han asegurado un lugar especial dentro de la filmografía universal, todo esto desde una visión crítica y objetiva hacia el séptimo arte.

    Páginas: 287.

    Autor: Alma Delia Zamorano (coord.)

    DOI: doi.org/10.59868/1421140407030672

  • Confessio Theologi a los Filósofos

    $198.00

    VER ÍNDICE

    ¿Por qué una «confessio theologi», destinada sobre todo a los filósofos, en forma de meditación y de aforismos? Para decir cuánto también un pensador de la fe, totalmente prendido de la Cruz donde Dios habla en el silencio, debe a quien, creyente o no creyente, le dé qué pensar. Para dar testimonio de la verdad, que se hace presente donde dos o más se reúnen en su nombre, puestos en comunión por la misma pasión. Para significar, cierto, que esta verdad no es una cosa que se posee, sino Alguien, que nos posee en la libertad de la fe, en la discreción del amor; Alguien, que precede y une a los alejados: οὐ γὰρ ἐν τῷ λόγῳ ἡ βασιλεία τοῦ θεοῦ, οὐ γὰρ ἐν τῷ λόγῳ ἡ φιλία ἡμῶν. No en la palabra está el Reino de Dios, no en la palabra está nuestra amistad, sino más allá, donde habita el Silencio, del que la Palabra ha venido y al que nos remite.

    Páginas: 58.

    Autor: Bruno Forte

    DOI: doi.org/10.59868/651800407636015

  • Ciencia y fe: ¿Un equilibrio posible?

    $233.00

    VER ÍNDICE

    El propósito del presente libro es ofrecer puentes de comunicación entre los tres tipos de saber: científico, filosófico y teológico, mostrando así cómo pueden armonizarse en orden a conseguir la unidad del conocimiento y una comprensión cada vez más extensa y profunda del misterio del hombre y el cosmos. Así, se busca una consciente y decidida interdisciplinariedad entre los diversos ámbitos de conocimiento, si bien a un nivel divulgativo, lo cual supone una inmensa utilidad para el público en general, que goza así de un mapa conceptual que le permite ubicarse y ser consciente de qué terreno está pisando cuando se adentra en estas cuestiones limítrofes entre ciencia, metafísica y religión.

    Autor: Mario Salvador Arroyo

  • La persona en la empresa y la empresa en la persona

    $329.00

    VER ÍNDICE

    Cuando pensamos en la empresa, pensamos en una institución que está hecha para “ganar dinero” para “hacer negocio” y es verdad; ese es uno de sus objetivos. Sin embargo, no es el único. Su misión se complementa con muchas otras que le dan un sentido antropológico que es capaz de recoger y enaltecer este fin económico tan importante. Hay también otra realidad muy importante y cada vez más evidente: las empresas son lugares donde las personas “crecen”, se “desarrollan”. Al trabajar en una empresa, las personas aprenden, y esto las mejora, no sólo en aspectos “administrativos”; también, si la empresa se lo propone, quienes en ella laboran adquieren virtudes, esos hábitos operativos buenos que se trasminan a toda su persona, como pueden ser la laboriosidad, el orden, la amabilidad, la paciencia, la responsabilidad, etc. Podemos considerar entonces a la empresa como un lugar de creación de valor para las personas, y así como los economistas hablan de “Valor económico agregado”, que no es otra cosa que la creación de riqueza en una empresa, también es posible hablar de “Valor Humano Agregado”, esa mejora que se da en las personas cuando trabajan bien en la empresa; el trabajo bien hecho que transita no sólo hacia el objeto, bien o servicio producido, sino hacia la misma persona que lo produce. Este libro aborda el tema de la persona en la empresa desde un enfoque antropológico (centrado en la persona), utilizando fundamentos de filosofía clásica, y con el objetivo de contribuir a un mejor entendimiento de esta institución, la empresa, relativamente reciente, pero que de una manera muy eficaz colabora en el combate a la pobreza y el aumento del bienestar. Quizá por eso la sociedad, cansada de ideologías que no han dado resultado, o de promesas electorales incumplidas, vuelve sus ojos a la empresa, poniendo en ella sus esperanzas de una vida mejor, un reto que la empresa no solicitó, pero tiene que afrontar.La persona en la empresa; es considerar a la persona como elemento esencial en el cumplimiento de los objetivos de la empresa, especialmente en la actual economía del conocimiento, donde los principales activos creadores de riqueza (a diferencia de épocas anteriores) son las personas. Pero también la empresa en la persona considera a la empresa como catalizador, como sistema que, bien orientado, permitirá que la persona crezca y se desarrolle, añadiendo valor no solamente económico, sino también humano.

    Páginas: 204.

    Autor: Carlos Ruíz González

    DOI: doi.org/10.59868/1938150407837851