Los bordes del tiempo

SKU: 978-607-99468-3-8

$299.00

En existencia

¿Has sentido que cada año pasa más rápido y que la vida se escurre como agua entre las manos y no podemos hacer todo lo que nos proponemos?Este libro contiene una explicación comprensible para este fenómeno. Con base en la teoría de la aceleración social del filósofo y sociólogo alemán Hartmut Rosa (1965), catedrático en la Universidad de Jena, Alemania, el autor de este libro traza “los bordes del tiempo, es decir, las formas ontológicas y epistémicas en que nos relacionamos con este fenómeno cotidianamente y sus posibles interpretaciones. Hartmut Rosa en los últimos 15 años también se ha interesado en desarrollar la teroría cobre la aceleración social. La principal preocupación del filósofo alemán consiste en comprender por qué el ser humano, a pesar de los avances científicos y tecnológicos del presente siglo que ha alcanzado la humanidad, no ha logrado un estado de bienestar general, una buena vida en todos los ámbitos y actividades, por lo que el autor se encargará de mostrarnos las posibles explicaciones al repecto. El objetivo de esta obra consiste en acercar al lector y mostrarle la teoría de aceleración social de Hartmut Rosa, así como compartir las preocupaciones aún vigentes, desde el primer cuarto del siglo XXI, sobre la forma de vida contemporánea, sus causas y consecuencias, así como la posibilidad de una existencia gozosa a pesar del acelerado, vertiginoso y paradógico mundo que habitamos.

Autor: Juan Carlos Padilla Monroy

Información adicional

Peso 0.17 kg
Año

Editorial

Esto te puede interesar

Hemos seleccionado esto para ti

  • El anillo de Giges

    $299.00

    En La República de Platón se cuenta la historia de Giges, un pastor que encuentra un anillo. Al poco tiempo descubrió que, al moverlo de determinada manera, podía volverse invisible, de modo que sus compañeros hablan de él como si no estuviese presente porque no podían verlo. No tardó en advertir el poder que le otorgaba la capacidad de volverse invisible. Así, se introdujo en la corte, sedujo a la reina, mató al rey y terminó por transformarse en tirano. Esta historia no está recogida por casualidad. Si Giges es un modelo envidiable, la ética está de más, o es únicamente un pretexto para mantener a raya a los fuertes. Esta introducción a la tradición central de la ética occidental recoge una reflexión acerca del bien humano iniciada en Atenas hace 25 siglos. Esta tradición fue continuada por autores como Cicerón y Tomás de Aquino, y perdura hasta nuestros días en las obras de Robert Spaemann, John Finnis y muchos otros. Su contrapunto intelectual es el relativismo ético, que niega la posibilidad de reconocer principios morales de carácter universal. El anillo de Giges es una obra de divulgación, inteligente e informada, pero a la vez amable y comprensiva. Una de sus características más originales es la continua referencia a obras literarias y otras expresiones artísticas. Se trata, en suma, de un libro introductorio a la filosofía moral que nos hace descubrir en los antiguos una ayuda poderosa para responder las preguntas que nos planteamos a la hora de orientar nuestras vidas.

    Autor: Joaquín García-Huidobro

  • La Dignidad de la persona humana en la obra de Elio Sgreccia

    $150.00

    A Elio Sgreccia corresponde el mérito de ser considerado el «fundador» de la Bioética personalista, cuyo fundamento radica en el respeto por la persona humana y en el reconocimiento de su dignidad. El deber moral de respetar a la persona, en atención a su condición «en sí misma» y a la dignidad que le viene dada por su «estructura ontológica», configura el llamado «principio personalista», cuyo principal propulsor fue Karol Wojtyla. La conciencia es el puente entre el modo metafísico del ser persona y la experiencia del modo de lo personal. En tanto que irreductible a la mera función de las facultades de la voluntad y el intelecto, la conciencia juega un papel clave y constitutivo en la formación de la subjetividad personal humana. La incorporación del énfasis cognitivo del concepto de la dignidad como fundamento de los derechos de la persona, atribuible a Sgreccia, tiene importantes consecuencias en los diferentes escenarios aplicados en el ámbito de la Bioética. Tanto Sgreccia como Wojtyla pueden ser considerados los guardianes teórico-prácticos del concepto «dignidad» como fundamento de la persona, contribuyendo a superar las nubes filosóficas de confusión en las que, por razón de los avances de las nuevas tecnologías y la genética, se hallan envueltas las nociones de «persona» y «ser humano». El propósito de esta obra es presentar el pensamiento de Elio Sgreccia respecto de la dignidad de la persona, poniéndolo en diálogo con las principales corrientes bioéticas contemporáneas, especialmente en temas tan candentes como la donación de órganos, células madre, objeción de conciencia y estado vegetativo. Aspiramos a generar, de este modo, una transferencia de conocimientos de la que la sociedad de nuestro tiempo está necesitada.

    Autor: Marcelino Pérez

    Reservar un ejemplar

    Por el momento este ejemplar se ha agotado, si te interesa puedes reservarlo y te contactaremos una vez que esté disponible.

       

    • La persona en la empresa y la empresa en la persona

      $299.00

      Cuando pensamos en la empresa, pensamos en una institución que está hecha para “ganar dinero” para “hacer negocio” y es verdad; ese es uno de sus objetivos. Sin embargo, no es el único. Su misión se complementa con muchas otras que le dan un sentido antropológico que es capaz de recoger y enaltecer este fin económico tan importante. Hay también otra realidad muy importante y cada vez más evidente: las empresas son lugares donde las personas “crecen”, se “desarrollan”. Al trabajar en una empresa, las personas aprenden, y esto las mejora, no sólo en aspectos “administrativos”; también, si la empresa se lo propone, quienes en ella laboran adquieren virtudes, esos hábitos operativos buenos que se trasminan a toda su persona, como pueden ser la laboriosidad, el orden, la amabilidad, la paciencia, la responsabilidad, etc. Podemos considerar entonces a la empresa como un lugar de creación de valor para las personas, y así como los economistas hablan de “Valor económico agregado”, que no es otra cosa que la creación de riqueza en una empresa, también es posible hablar de “Valor Humano Agregado”, esa mejora que se da en las personas cuando trabajan bien en la empresa; el trabajo bien hecho que transita no sólo hacia el objeto, bien o servicio producido, sino hacia la misma persona que lo produce. Este libro aborda el tema de la persona en la empresa desde un enfoque antropológico (centrado en la persona), utilizando fundamentos de filosofía clásica, y con el objetivo de contribuir a un mejor entendimiento de esta institución, la empresa, relativamente reciente, pero que de una manera muy eficaz colabora en el combate a la pobreza y el aumento del bienestar. Quizá por eso la sociedad, cansada de ideologías que no han dado resultado, o de promesas electorales incumplidas, vuelve sus ojos a la empresa, poniendo en ella sus esperanzas de una vida mejor, un reto que la empresa no solicitó, pero tiene que afrontar.La persona en la empresa; es considerar a la persona como elemento esencial en el cumplimiento de los objetivos de la empresa, especialmente en la actual economía del conocimiento, donde los principales activos creadores de riqueza (a diferencia de épocas anteriores) son las personas. Pero también la empresa en la persona considera a la empresa como catalizador, como sistema que, bien orientado, permitirá que la persona crezca y se desarrolle, añadiendo valor no solamente económico, sino también humano.

      Autor: Carlos Ruíz González

    • Asentimiento y certeza en el pensamiento de John Henry Newman. Una defensa de la creencia religiosa

      $229.00

      John Henry Newman dedicó gran parte de su esfuerzo intelectual a defender la validez de la creencia religiosa frente los ataques del racionalismo del siglo XIX. Le inquietaba ver cómo sus amigos se dejaban cautivar por el escepticismo generalizado que permeaba las cuestiones religiosas. En su obra filosófica más importante, la Gramática del asentimiento, el Cardenal pone de manifiesto que el problema de fondo es una idea reducida de lo que significa “racionalidad”. Sostiene que se han establecido criterios a priori para determinar cuándo es válida una prueba y está justificado un asentimiento. Como consecuencia de esos criterios arbitrarios, la certeza religiosa parece haber perdido toda su validez. En contra de este reduccionismo, Newman buca devolverle a la razón su verdadera amplitud.

      En este libro, Alejandro Sada facilita la lectura de la Gramática mediante una ruta que permite comprender de manera articulada en qué consiste para Newman la adquisición de certezas sobre la realidad concreta. De esta capacidad se deriva la validez de la fe cristiana, la cual se refiere fundamentalmente a un acontecimiento concreto. Sada no se limita a exponer el pensamiento de Newman, sino que hace una valoración crítica de los alcances de su propuesta: cuando es el caso, señala sus debilidades, y ofrece sugerentes respuestas a las objeciones que se le pueden hacer al Cardenal.

      ¿Qué tipo de valor racional tiene la certeza religiosa? ¿Cómo se diferencia de otras formas de certeza? ¿Cuál es la verdadera amplitud de la racionalidad humana? ¿Cómo se forman nuestras convicciones? Newman ofrece respuestas originales a estas preguntas, las cuales resuenan en nuestra época con una renovada urgencia. Por esta razón, tiene razón Guillermo Hurtado al decir que “es deseable que el cardenal inglés no sólo sea venerado en nuestros altares, sino que también sea estudiado en nuestras escuelas de filosofía y teología”. Este libro de Alejandro Sada, continúa Hurtado, “es una contribución muy valiosa al estudio especializado del pensamiento de Newman que seguramente servirá sobremanera para ese propósito”.

      Autor: Alejandro Sada