La Dignidad de la persona humana en la obra de Elio Sgreccia

SKU: 978-607-97065-8-6

$150.00

Agotado

A Elio Sgreccia corresponde el mérito de ser considerado el «fundador» de la Bioética personalista, cuyo fundamento radica en el respeto por la persona humana y en el reconocimiento de su dignidad. El deber moral de respetar a la persona, en atención a su condición «en sí misma» y a la dignidad que le viene dada por su «estructura ontológica», configura el llamado «principio personalista», cuyo principal propulsor fue Karol Wojtyla. La conciencia es el puente entre el modo metafísico del ser persona y la experiencia del modo de lo personal. En tanto que irreductible a la mera función de las facultades de la voluntad y el intelecto, la conciencia juega un papel clave y constitutivo en la formación de la subjetividad personal humana. La incorporación del énfasis cognitivo del concepto de la dignidad como fundamento de los derechos de la persona, atribuible a Sgreccia, tiene importantes consecuencias en los diferentes escenarios aplicados en el ámbito de la Bioética. Tanto Sgreccia como Wojtyla pueden ser considerados los guardianes teórico-prácticos del concepto «dignidad» como fundamento de la persona, contribuyendo a superar las nubes filosóficas de confusión en las que, por razón de los avances de las nuevas tecnologías y la genética, se hallan envueltas las nociones de «persona» y «ser humano». El propósito de esta obra es presentar el pensamiento de Elio Sgreccia respecto de la dignidad de la persona, poniéndolo en diálogo con las principales corrientes bioéticas contemporáneas, especialmente en temas tan candentes como la donación de órganos, células madre, objeción de conciencia y estado vegetativo. Aspiramos a generar, de este modo, una transferencia de conocimientos de la que la sociedad de nuestro tiempo está necesitada.

Autor: Marcelino Pérez

Reservar un ejemplar

Por el momento este ejemplar se ha agotado, si te interesa puedes reservarlo y te contactaremos una vez que esté disponible.

 

También disponible en: Amazon Kindle

Información adicional

Peso .17 kg
Dimensiones 21 × 15 × 15 cm
Año

Editorial

Esto te puede interesar

Hemos seleccionado esto para ti

  • La Dignidad de la persona humana en la obra de Elio Sgreccia

    $150.00

    A Elio Sgreccia corresponde el mérito de ser considerado el «fundador» de la Bioética personalista, cuyo fundamento radica en el respeto por la persona humana y en el reconocimiento de su dignidad. El deber moral de respetar a la persona, en atención a su condición «en sí misma» y a la dignidad que le viene dada por su «estructura ontológica», configura el llamado «principio personalista», cuyo principal propulsor fue Karol Wojtyla. La conciencia es el puente entre el modo metafísico del ser persona y la experiencia del modo de lo personal. En tanto que irreductible a la mera función de las facultades de la voluntad y el intelecto, la conciencia juega un papel clave y constitutivo en la formación de la subjetividad personal humana. La incorporación del énfasis cognitivo del concepto de la dignidad como fundamento de los derechos de la persona, atribuible a Sgreccia, tiene importantes consecuencias en los diferentes escenarios aplicados en el ámbito de la Bioética. Tanto Sgreccia como Wojtyla pueden ser considerados los guardianes teórico-prácticos del concepto «dignidad» como fundamento de la persona, contribuyendo a superar las nubes filosóficas de confusión en las que, por razón de los avances de las nuevas tecnologías y la genética, se hallan envueltas las nociones de «persona» y «ser humano». El propósito de esta obra es presentar el pensamiento de Elio Sgreccia respecto de la dignidad de la persona, poniéndolo en diálogo con las principales corrientes bioéticas contemporáneas, especialmente en temas tan candentes como la donación de órganos, células madre, objeción de conciencia y estado vegetativo. Aspiramos a generar, de este modo, una transferencia de conocimientos de la que la sociedad de nuestro tiempo está necesitada.

    Autor: Marcelino Pérez

    Reservar un ejemplar

    Por el momento este ejemplar se ha agotado, si te interesa puedes reservarlo y te contactaremos una vez que esté disponible.

     

  • Confessio Theologi a los Filósofos

    $180.00

    ¿Por qué una «confessio theologi», destinada sobre todo a los filósofos, en forma de meditación y de aforismos? Para decir cuánto también un pensador de la fe, totalmente prendido de la Cruz donde Dios habla en el silencio, debe a quien, creyente o no creyente, le dé qué pensar. Para dar testimonio de la verdad, que se hace presente donde dos o más se reúnen en su nombre, puestos en comunión por la misma pasión. Para significar, cierto, que esta verdad no es una cosa que se posee, sino Alguien, que nos posee en la libertad de la fe, en la discreción del amor; Alguien, que precede y une a los alejados: οὐ γὰρ ἐν τῷ λόγῳ ἡ βασιλεία τοῦ θεοῦ, οὐ γὰρ ἐν τῷ λόγῳ ἡ φιλία ἡμῶν. No en la palabra está el Reino de Dios, no en la palabra está nuestra amistad, sino más allá, donde habita el Silencio, del que la Palabra ha venido y al que nos remite.

    Autor: Bruno Forte

  • Testigo de Misericordia

    $300.00

    El papa Francisco, con sus gestos y dichos, hace presente que la Misericordia divina es el “mensaje más importante de Jesús”. Cumplidos ya cinco años de su elección como sucesor de San Pedro y pasados dos años de la Visita apostólica del papa Francisco a la República Mexicana, los cuatro estudios recogidos en este libro nos muestran –al hilo de la noción de la misericordia– algunos temas clave, tanto para comprender el pensamiento del Pontífice como también para la reflexión personal, la propia vida espiritual o la acción pastoral.

    Autor: Luis-Fernando Valdés (Coord.)

  • Thomas Murner: el juego de las cartas de Lógica

    $465.00

    El profesor Jorge Medina hace una obra al mismo tiempo curiosa y muy útil para la academia. Nos traduce las barajas mnemotécnicas de Thomas Murner, en las que compendia el texto de los Tratados o súmulas de lógica de Pedro Hispano, pero añade otras cosas de la lógica de su tiempo. Como es sabido, el de Pedro fue el texto oficial y clásico de lógica durante muchos años. Había otros, muy competentes, pero éste fue el que predominó desde su aparición en la Edad Media madura y fue comentado extensamente, hasta bien entrado el siglo XVIII, como consta por exposiciones que se hicieron del mismo en la Nueva España, desde el siglo XVI (Alonso de la Vera Cruz y Tomás de Mercado) hasta el XVIII (Antonio Mansilla, en 1737).

    Autor: Jorge Medina